Buenavida

Radiante, bella y feliz



Foto: http://www.prpop.org


Por: Sandra López
Fotógrafo: Leo Thillet 




Es uno de los rostros más bellos de la televisión puertorriqueña. Es madre, esposa y como muchas otras, una mujer que sale cada día a ganarse la vida haciendo lo que ama. Aunque su trabajo es diferente, su vida es igual a la de muchas otras, pero como ella dice, “con horarios más locos”. Les presentamos a Maricarmen Avilés.

Llegó a la entrevista acompañada por su hija de 15 años, Kristina. Ella no quiere ser actriz, pero no pierde de vista ni un detalle detrás de la cámara. Escucha atentamente cada pregunta y afirma o sonríe con cada respuesta de su famosa mamá.

La filosofía de vida de Maricarmen para sentirse bien es sencilla: “tú comes bien, haces ejercicio, tú tienes salud”. Y aunque reconoce que debido a su cargada agenda de trabajo ha pasado largo tiempo sin ejercitarse, asegura que ya tiene identificado el periodo de tiempo en que lo hará. Además no estará sola, Kristina compartirá la experiencia con ella, tal como lo hace con las tareas del hogar.


Una vida normal

Y es que contrario a lo que las personas pueden pensar, la vida de Maricarmen es igual de complicada que la del resto del mundo. “En mi casa limpian dos personas: mi hija y yo. Hasta el día de hoy no he contratado a nadie para hacerlo y he dicho, “está grande el espacio, hay que buscar a alguien”, pero no sé si sea buena idea porque a mí me gusta también”, aseguró a Buenavida. Los varones de la casa no están excluidos de esta rutina. Su esposo Andy y el hijo de ambos, Fabián, de seis años, reciben una encomienda en específico, mientras ellas, con la musica en high dejan la casa de punta en blanco.

En su casa tampoco hay cocinera. “No es que sea una chef fabulosa, pero sí cocino cuando tengo el tiempo y si no, bregamos como se pueda”, expone mientras revela que lo mejor que le queda son las pastas, “hago una lasaña deliciosa... Me gusta la labor de estar en la cocina, sentarlos a comer, disfrutar la mesa y la sobre mesa, me gusta el hogar, creo que es el mejor lugar donde nos podemos sentir”, dijo la egresada de la Universidad de Puerto Rico, donde realizó con un bachillerato en Artes, con concentración en Drama.


Belleza 

Maricarmen en muy versátil con su look. Lo mismo la vemos de rubia que de pelinegra o de marrón. “Me fascina cambiarme el color de pelo. Y si lo tengo largo, me lo corto, y lo tengo corto y quiero que me crezca, me pongo unas extensiones, es una locura”, sostuvo entre risas. “Uno puede jugar con el pelo de una manera que te cambia la proyección. Si me preguntas cuál es el color que más me gusta, son las tonalidades marrón. El rubio me gustó en los 80. 

Recientemente estuve rubia por dos años y no veía la hora de poder salir de ese color. Me sentía que no era yo, que tenía que estar todo el tiempo maquillada, ¡me gusta verme lo más natural posible! y me sentía disfrazada. El negro me encanta, pero ya no puedo usarlo porque me marca demasiado y hay que suavizarlo, son cosas que las mujeres tenemos que ir aprendiendo” expresó mientras decía que por el momento no le ha entrado la obsesión de inyectarse cosas o hacerse cirugías. “No quiero verme atrapada en eso, no sé si me dé. 

Son 44 años acabados de cumplir. Las cosas no se ven como antes, pero si todos vamos a envejecer y si me obsesiono con eso, ¡me voy a volver loca!”.


Piel 


En cuanto al cuidado de la piel, la también ex conductora del programa televisivo Entre Nosotras admitió ser fanática de las cremas. “Me las conozco todas. Puedo estar horas en una tienda donde vendan cremas y maquillajes. Me gusta el aseo personal. Tengo toda la línea de las cremitas que necesito para una rutina de limpieza de mantenimiento, soy muy cuidadosa con eso, y con las manos y los pies”, reveló la actriz, afirmando que “irónicamente, eso lo aprendí de mi padre que siempre ha sido bien maniático con eso, siempre está impecable, mi mamá es más al natural”. Además, “no me acuesto con maquillaje y si no estoy trabajando me dejo la cara limpia. Me gusta el maquillaje sencillo, aunque no siempre puede ser así. Mantener esa rutina de belleza no es un asunto de vanidad, es de higiene, porque dice mucho de uno”.


Dieta  y ejercicios 


Con ese cuerpo, muchas personas creerán que Maricarmen no come o que es esclava de las dietas. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Su secreto es cuidar lo que come. “Además soy muy despistada, me es muy difícil llevar ese tipo de rutina. El alimentarte bien es crear conciencia de lo que te comes. Puedes ser joven, pero si no te cuidas, llegará el momento en el que tengas problemas de colesterol, sobrepeso, diabetes” compartió mencionando por ejemplo, que antes de convertirse en madre podía estar horas sin comer, lo que causó que desarrollara hipoglucemia. Su regimen alimentario es desayunar bien, merendar cada dos horas, almorzar bien y cenar liviano.


En cuanto al ejercicio, Maricarmen, a quien le gusta escribir, anotó que las mujeres “siempre tenemos traumas sicológicos con el cuerpo.  Últimamente no he podido hacer ejercicios porque he estado tan acelerada... pero quiero empezar ya con mi rutina, me gusta hacerlos porque me parece terapéutico, duermo mejor, me siento mejor, en forma, ya tengo identificado el periodo de tiempo en que lo haré con Kristina”.


Tiene una buena vida 


A sus 44 años de edad, Maricarmen asegura tener una buena vida. “Tengo salud, porque una hermosa familia con salud, unos hijos, esposo, padres, hermanos, maravillosos. Eso es tener vida. Vivo de lo que me gusta, amo mi profesión. Soy actriz, lo de conductora de un programa vino por casualidad, pero me lo disfruto también. Tengo mi vida espiritual en orden. Mi relación con Dios es vital y eso es el principio de todo. Eso es tener una buena vida”, puntualizó aclarando que la buena vida no se trata de dinero, fortuna o lujos. “Creo que en la medida en que yo tenga a mi gente bien y tenga mi relación con Dios clara puedo cumplir con todo lo demás porque esos dos elementos me llevarán a ser una buena madre, una buena esposa, hermana, hija, compañera de trabajo”.


En un dos por tres:

En su cartera no puede faltar... puede aparecer de todo
El artículo de maquillaje del que puede prescindir es... el lipstick
Su pieza de vestir favorita es... el mahón
¿Flats o tacones?: Plataformas
¿Tatuajes? Ninguno
Alguna parte de su cuerpo que no sea natural: El busto. 
¿Fruta o dulce? Fruta
¿Campo o ciudad? Campo
Algo que la gente no sepa de ti: Que soy sumamente, extremadamente, despistada.

Creditos: 

Manicura y pedicura: José Luis Alago
Cabello y maquillaje: Glory Morales de Esteban Montes
Moda: Roma Outlet


























1 comentario:

  1. ¡Qué bien! A veces nos imaginamos que los famosos tienen vidas exuberantes, y no es así. Yo pensaba que ella hacía algún tipo de deporte, como Cardio o algo así porque se ve muy bien.

    ResponderEliminar