Buenavida

Doctors’ Choice Awards

Foto: mujerorage.es

Evita enfermarte en tu próximo viaje




Por Teresita Heydrich Blanco


Si tienes planeado para tus vacaciones de verano un viaje fuera de Puerto Rico, toma nota.
No importa adónde vayas, a otra isla o región en el Caribe, a los Estados Unidos, a Centro o Suramérica, al Viejo Continente, o tan lejos como a Asia África; ante unos planes de viaje, siempre debes velar por tu salud y la de tu familia.


Cuídate desde antes de viajar 
El doctor Víctor Hugo Quiroz-Naranjo, quien trabaja en el Departamento de Servicios Médicos del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico y pertenece a la International Society of Travel Medicine, recomendó:
● Conocer las condiciones de salud que prevalecen en las áreas a las cuales se viaja.
● Tener en cuenta la época en la cual se viaja. “El verano puede propiciar la deshidratación por eso hay que tener precaución con lo que se come, particularmente con los vegetales frescos, y portar siempre una botella de agua en cada salida”.
● Visitar al médico antes del viaje. “Es muy importante que el especialista evalúe los padecimiento e historial de salud de cada viajero en particular”, para asegurar un tratamiento preventivo. “En ocasiones se prescriben medicamentos que pueden comenzar a tomarse antes del viaje. Es lo que se llama manejo de riesgo”.

Según el especialista en medicina del viajero, se hace necesario el intercambio de información confiable, tanto verbal como escrita, entre médico y paciente. ““Si aplica, incluso se debe hacer una intervención individual durante la primera o segunda semana luego del viaje”, destacó el doctor Quiroz.

  

Nada está de más 
Por su parte, el doctor Carlos Jiménez Marchán, director del Presby Wellness & Fitness Center y especialista en medicina interna, deportiva y nuclear, destacó la importancia de: 

Verificar que todas las vacunas se encuentren al día y de tener la cantidad necesaria de medicamentos que se toman de forma regular. 
•Llevar un botiquín de primeros auxilios que contenga medicamentos para la diarrea, problemas estomacales, catarros y alergias.

Deben tenerse en cuenta igualmente los medicamentos para tratar el dolor y problemas músculoesqueléticos. 
•También los medicamentos para tratar el mareo y un broncodilatador con aerosol en caso que la persona sea asmática, se hace sumamente necesario.
•Las curitas y la solución antiséptica se hacen casi imprescindibles cuando se viaja con niños
•Observar mucha precaución con las comidas, particularmente en los países en los que la diarrea del viajero es frecuente. En este caso, se debe evitar el “consumir alimentos que ofrecen los vendedores ambulantes, productos lácteos no pasteurizados o mariscos sin cocina
•Si se viaja a un país con riesgo de malaria, es esencial tomar medicamentos preventivos.  “Estos medicamentos se comienzan a tomar antes del viaje, durante el viaje y hasta cuatro semanas después de su regreso. También se debe evitar nadar y realizar otras actividades acuáticas en lagos y arroyos de agua dulce.
•Si el país de destino cuenta con un alto riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos, lo más acertado es protegerse de los insectos. “Los repelentes contra insectos que contienen DEET son los mejores”.  

•Finalmente, es importante destacar los efectos del jet lag o la descompensación horaria. Es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona y el nuevo horario que se establece al viajar en avión a largas distancias. Con las medidas citadas por los especialistas, se pueden prevenir muchos de estos efectos.  

En resumen, y para combatir el jet lag. Antes del viaje, infórmate y acude a tu médico;durante el viaje, prevén la deshidratación y muévete en el avión; una vez llegues a tu destino, adáptate a la hora local.


Para más información visita la página de Medicina para el Viajero del Centro Estadounidense para el Control y la Prevención de Enfermedades en http://www.cdc.gov/travel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario