Buenavida

Soya: Cómo puede ayudarte




Conoce como el consumir Soya puede ayudarte.
Winerys Crespo
Buenavida Digital





 ¿Quieres tener un cutis saludable?

Según esmas.com, la Soya fue introducida por primera vez en Europa en el año 1712 por el botánico alemán E. Kaempfer, posteriormente fue el primer cultivo de soya en los Estados Unidos para el año 1804.

La Soya es de origen asiático, se han encontrado registros médicos que la mencionan como antibiótico en China y Egipto.

El frijol de soya,  es leguminosa y por su alto contenido de aceite es considerada oleaginosa, es decir que sirve como materia prima en la fabricación de aceite y debido a esto muchos productos de belleza  la utilizan como base.

Desde el punto dermatológico  la soya contiene propiedades que hidratan, nutren, protegen, suavizan y regeneran la piel.

Si tienes un lindo cutis y te preocupas de que las condiciones del clima, los rayos del sol y todo lo que concierne al ambiente pueda opacar o resecar tu piel, deberías considerar incluir en tus alimentos a la Soya.

Al consumir comida que contenga soya gozarías de algunos beneficios como lo es tener una piel hidratada evitando que esta se reseque y  el estimular la piel a la creación del colágeno.
Según nos revela esmas.com, también el consumir la leche de soya ayuda a evitar la osteoporosis, previene el cáncer de mama, controla la diabetes y ayuda a controlar algunos  efectos que causa la menopausia.

Puedes evitar el que aparezcan los signos de envejecimiento en tu piel preparando esta mascarilla:


Mezcla tres cucharaditas de aceite de soya con media cucharadita de levadura de cerveza. Si queda muy espeso puedes añadir un poco de agua caliente. Aplica el producto en el rostro y déjalo reposar por media hora, una vez que pase el tiempo enjuaga la cara con agua tibia.

Recuerda utilizar la mascarilla una vez por semana, y de esta forma notarás la diferencia.

Si aún no has intentado añadir a tu régimen alimentario la Soya, ya conoces estos factores que te ayudarán a lucir un cutis siempre impecable y libre de resequedad.


fuentes de mascarilla: Por: Gabriela Castro

No hay comentarios:

Publicar un comentario