Buenavida

Corazón Saludable



                                          Por Yelitza Yvettet Santiago

Si sufres de alta presión o estás en riesgo, entérate que reducir su consumo de sal puede minimizar tu riesgo de un ataque al corazón en un 25 por ciento o más.

El corazón es el motor de tu cuerpo y por eso lo debes cuidar cuanto más puedas para que evites enfermedades y a la vez puedas gozar de salud y una vida plena. Conociendo los factores de riesgo estarás alerta de no dañarlo y sabiendo lo que puedes hacer permitirás que tu corazón continúe latiendo saludablemente.

Conoce los factores de riesgo

A mayores factores de riesgo mayor será la probabilidad de enfrentar una enfermedad cardiovascular. Unos factores son no controlables y otros sí.

Presión arterial elevada
Colesterol
Diabetes
Obesidad
Disminución de actividad física
Fumar
Dieta
Alcohol
Depresión


Consejos de salud cardiovascular

Ya conoces aquellas acciones y padecimientos que pueden atentar contra tu corazón, ahora te ofrecemos unos consejos para que maximices tu salud cardiovascular y así tengas una larga vida. Los consejos no son nuevos y los hemos escuchado de todos los conocedores del tema, pero esta vez los expertos de Consumer Reports nos ofrecen los suyos:

Ingiere una buena cantidad de fibra y grasas saludables- Una dieta rica en fibra –incluyendo suficiente cantidad de grasa beneficiosa– probó ser mejor para controlar la inflamación de las arterias, un factor de riesgo  importante para las enfermedades del corazón.Buenas fuentes de fibra incluyen frutas, legumbres, nueces, granos enteros y vegetales. Las fibras solubles derivadas de cebada, frijoles y avena. En cuanto a la grasa, escoge salmón, sardinas, trucha y aceites vegetales tales como canola, aceituna y la soja.

!
Cuidado con el colesterol!- Se deben consumir menos de 300 miligramos de colesterol diariamente. Esa es la cantidad en una yema de huevo, 8 onzas de pechuga de pollo despellejada o 10 onzas de bistec magro. 

Evita la sal- Si sufres de alta presión o estás en riesgo de desarrollarla, el reducir su consumo puede minimizar tu riesgo de un ataque al corazón en un 25 por ciento o más. La meta debe de ser menos de 2,300 miligramos de sodio cada día, lo que equivale a una cucharadita de sal. 

Reduce tu abdomen- Aún si no tiene mucho sobrepeso, cargar grasa adicional alrededor de la cintura es muy malo para tu salud. Puede aumentar la presión sanguínea, afectar adversamente los lípido sanguíneos, causar resistencia a la insulina y producir sustancias que inflaman las arterias. El punto crítico es una medida de cintura de 40 pulgadas o más para los hombres o de 35 pulgadas para las mujeres, sin importar la estatura.

Foto: new.digifit.com

Haz ejercicio- El ejercicio aeróbico regular y de resistencia reduce la inflamación arterial. La Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Medicina Deportiva, recomienda invertir 30 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada, cinco veces a la semana, o 20 minutos de una actividad vigorosa, tal como trotar, tres veces por semana.

Relajado-
 Las emociones negativas, como el estrés o los ataques de pánico, provocan que tu cuerpo libere hormonas que pueden amenazar tu corazón. Estudios demuestran que las personas propensas a estas reacciones tienen más ataques del corazón y derrames cerebrales que aquellas que permanecen más calmadas y alegres. Para combatir el estrés, prueba el yoga, el taichí, la meditación y la respiración profunda. El ejercicio aeróbico regular ayuda a aliviar la depresión.

De otra parte, conoce tu nivel de CRP. Los niveles elevados de la proteína C-reactiva (CRP, por sus siglas en inglés) sirven para anticipar la inflamación de las arterias, aun si no tiene otros síntomas. Pídele a tu doctor que te realice la prueba la próxima vez que le chequeen el colesterol.




No hay comentarios:

Publicar un comentario