Buenavida

Nacimientos prematuros

Los nacimientos prematuros se registran tanto en Estados Unidos como en Puerto Rico en cifras alarmantes. Con el objetivo de concienciar aún más sobre los riesgos que representa para la criatura, se realizan muchos esfuerzos de orientación.

Durante estos años anualmente asisto a conferencias de prensa de March Of Dimes® pero este año fue diferente. Esta vez, la situación me tocaba de cerca porque mi hermana menor llevaba hospitalizada semanas tras haber roto fuente a sus 27 semanas de gestación. Días después me convertí en tía de un varón que nació a las 30 semanas pesando 2 libras con 14 onzas y midiendo unas 15 pulgadas. Las emociones son muchas, pero agradezco a este trabajo que la situación no me tomó por sorpresa ya que el conocimiento sobre el tema lo he ido adquiriendo en cada oportunidad. Tenerlo me ha ayudado para orientar tanto a mi hermana como a su esposo y demás familiares. Por eso, ahora más que nunca los esfuerzos que hace esta fundación desde 2003 merecen más que mi respeto, mi apoyo.

Noviembre es el mes mundial de la Prematurez y por primera vez el Gobierno de Puerto Rico ha declarado el 17 de este mes como el Día Mundial de Alerta por la Prematurez. Así las cosas la fundación March of Dimes ® se unió a organizaciones de Europa, África y Australia en un llamado de alerta por la prematurez con el objetivo de reducir la mortalidad relacionada con esta causa y las discapacidades resultantes que pueden presentarse.

Datos que asombran

“Unos 13 millones de bebés nacen prematuros cada año y un millón de ellos mueren. Las consecuencias emocionales, físicas y financieras de la prematurez para la familia y para un país son devastadoras”, acotó Alma Seda, directora ejecutiva de la fundación en Puerto Rico. Por su parte, el doctor José F. Cordero, presidente del Comité Timón sobre Prematurez de March of Dimes Capítulo de Puerto Rico, explicó que “en los Estados Unidos la tasa de estos es de uno por cada ocho bebés que nacen. Sin embargo, en Puerto Rico es de uno por cada cinco. La Isla posee la incidencia más alta de nacimientos prematuros comparado con todos los países del mundo y aún no sabemos por qué”. El también miembro de la Junta de Síndicos de esta fundación a nivel nacional señaló que los principales factores de riesgo en Norteamérica no explican nuestra incidencia.
Las estadísticas de nacimientos prematuros en Puerto Rico para el 2008 fueron de 19.6 por ciento y datos premilitares del 2009 reflejan un 17.7 por ciento

Firme propósito


Con el objetivo de reducir la tasa de nacimientos prematuros a un 9.6 por ciento o menos para 2020 la fundación lanzó la campaña con el lema: “Por un bebé sano vale la pena esperar… 40 semanas”. Esta pretende establecer esfuerzos que buscan evitar las inducciones y las cesáreas electivas antes de las 39 semanas. A esta iniciativa se une la actividad: Mahones por los Bebés en el Día de Alerta Mundial por los Bebés Prematuros. Para la allegar fondos para investigación habrá una venta de camisetas y bultos para que estas sean usadas ese día 17.
Otras entidades como el Hospital Auxilio Mutuo y la organización Futuros Líderes de Comercio de América se han unido con diferentes esfuerzos.

Duro golpe

Los nacimientos prematuros son los que ocurren antes de completadas las 37 semanas de embarazo y es un grave problema de salud que representa en costo sobre $26,000 millones anuales para los Estados Unidos, según el Instituto de Medicina. Es la causa principal de mortalidad entre los recién nacidos. Los que sobreviven suelen enfrentar problemas respiratorios, parálisis cerebral, discapacidades intelectuales y otros. Además, los índices de hospitalización y enfermedad son más elevados.

Para más información puedes acceder a www.marchofdimes.com o www.nacersano.org. También puedes llamar al (787)754-6023.

No hay comentarios:

Publicar un comentario