Buenavida

Modelo Plus.

Una Plus Feliz

Recientemente tuve la oportunidad de entrevistar a una joven mujer que está incursionando en el mundo del modelaje plus. Con su rol pretende resaltar las cualidades de la mujer de “talla real” y servir de aliento para quienes pudieran sentirse deprimidas por no tener el llamado “peso ideal”.

Gordita desde siempre

Ana García es una profesional de 25 años que desde que estaba en sexto grado se dio cuenta de que su peso y medidas no eran las de una “nena flaca”. En un principio le resultó un tanto frustrante, pero rápido lo asimiló y continuó su vida sin que el peso representara un obstáculo. “Cuando observé las fotos de mi Primera Comunión, no me gustó lo que vi, por lo que comencé a rebajar. Más tarde volví a engordar, así que me acostumbré y seguí para adelante. Yo me considero una mujer con curvas… real. Soy una mujer "plus”, manifestó la modelo de talla 14.

Afortunadamente y contrario a muchas personas, Ana nunca experimentó la desagradable experiencia de ser llamada por sobrenombre como consecuencia de su sobrepeso. “Nadie me humilló ni me limitó”, dijo.

Menos libras, pero no flaca

Cuando cursaba el octavo grado y debido a una enfermedad bajó de peso y llegó a una talla 3. En ese momento optó por dejar de comer para no volver a ganar las libras perdidas, pero afortunadamente desistió de tan poco saludable estrategia. “La gente me preguntaba si era que estaba enferma, porque parecía que tenía anorexia. Ahora no me imagino en un size 3. De hecho, entiendo que no nací para ser de esa talla. Fuera de esa vez, no he vuelto a realizar esfuerzos mayores para perder peso”, explicó Ana.

Enfrentando la vida

Si bien en cierto que no experimentó los comentarios denigrantes que acompañan -como si fueran apellidos- a la obesidad, sí ha tenido que escuchar a los que cuestionan si realmente es talla grande. “Cuando digo que estoy modelando ropa plus la gente se sorprende. Algunos me dicen ‘tu eres llenita, pero no gordita’ y eso ocurre porque aquí piensan que plus es de talla 18 hacia arriba.
Pero, la realidad es que para el mercado americano esta categoría comienza desde la talla ocho”, nos dejó saber.

Con trabajo en puertas

Cada vez que Ana se desplaza por una pasarela o posa para una sesión fotográfica, pretende resaltar la imagen de una mujer más real. “Quiero que –por ejemplo- una mujer talla 20 que desee rebajar vea la revista y mire una modelo con una talla a la cual ella podría llegar, porque es más real. Y si esa pérdida de peso la acompaña con una dieta saludable y ejercicio, va a estar más saludable que muchas flaquitas” aseguró la bella mujer quien nos confesó que siempre miraba las revistas y aspiraba a ser modelo pero sabía que por su peso no sería tan factible.

Sin embargo, viendo una competencia televisiva sobre modelos fue que surgió su interés por el modelaje plus. Es ahí cuando se inscribe para participar en el Torrid Model Search Puerto Rico 2010. “Cuando vi la comunicación que una amiga me envió por Facebook me dije: ‘voy a participar, voy a ver qué pasa’”, narró quien se alzara como primera finalista de esa competencia. Ahora, está a días de presentarse en el evento The Curvy Revolution 2011. Para este participó en el casting virtual y fue escogida para modelar la noche final. La actividad se llevará a cabo este mes en Las Vegas, Nevada. “En él habrá exhibidores promoviendo la ropa de talla grande, así como sesiones de motivación, nutricionales, concursos y más”, explicó la modelo quien además deberá pasearse por la pasarela en ropa interior, asunto que no le causa temor alguno.

Cuidados de la modelo

Como toda mujer coqueta nuestra entrevistada tiene sus rutinas de cuidados personales, los que ahora menos puedes pasar por alto. Habiendo estudiado cosmetología reconoce lo importante que es lavarse y humectarse el rostro. “Eso es importante para mí”. Sobre la alimentación es cuidadosa al momento de la selección de sus alimentos y de las porciones que ingiere. No se priva, pero tampoco abusa de la comida. “Lo hago así, porque si yo comiera todo lo que quisiera estaría el doble de lo que estoy ahora”, dijo la mujer quien recientemente fue diagnosticada con hipoglucemia. Precisamente por la condición médica los dulces y las bebidas carbonatadas no son parte de su dieta.
Para ejercitarse ha optado por realizar en su hogar una rutina de kickboxing y luego salir a caminar en compañía de su esposo y algunas amistades. “Le dedico unas dos horas de tres a cuatro días a la semana”. Nos dijo que desde que comenzó su rutina de ejercicios se siente con más energía.

Interesante perspectiva

Al cuestionársele si se sometería a un régimen para perder peso, ahora que está en la industria del modelaje plus tuvo una respuesta categórica. “Mi doctora me dijo que tendría que perder unas 20 libras, pero aun cuando las baje voy a seguir siendo y considerándome una plus”. Ana también nos dijo que no aceptaría ser modelo o portavoz de algún producto para promover la pérdida de peso, porque “no creo en eso. Hay que bajar con una sana alimentación y ejercicios. Yo nunca los he utilizado”.


Consejo que alienta

Un consejo nunca está de más, así que quisimos saber qué nuestra representante de la talla grande podía aconsejar a esas féminas que pudieran estar deprimidas por el peso que tienen.

“Ahora existen muchas tiendas que tienen ropa bien fashion para la mujer plus. Que es necesario hacer dieta y comer saludable y ejercitarse; con hacer eso ya se van a comenzar a sentir mejor. El crecimiento de la industria plus va a servir de empuje para que las mujeres no se sientan deprimidas. Tienen que vivir el día a día”. Y a quienes hacen dieta y ejercicio, pero no ven los resultados que ansían, les aconsejó: “debemos aceptarnos. Somos seres hermosos y preciosos. Tenemos que dedicarnos tiempo, porque hay mujeres hermosas en todas la tallas, porque ya está llegando ropa linda”.

En horabuena y éxitos Ana. Quién sabe y terminamos compartiendo la pasarela si no logro bajar estas libritas de más que tengo. Si es así te llamo para que me des unos truquitos.




por Yelitza Yvettet Santiago






















No hay comentarios:

Publicar un comentario